Historia

2001: El Comandante Presidente lanza su Decreto-Ley y se toman las medidas administrativas para la creación del INTi.

2002: Se instala el Instituto y se inicia el proceso de regularización y adjudicación de tierras. La oligarquía reaccionaria logra la decisión del Tribunal Supremo de Justicia que deroga los artículos 89 y 90. El Gobierno, a través del decreto 2.292, consagra las Cartas Agrarias.

2003: Se lanza la Gran Campaña Zamorana, un proyecto de entrega masiva de tierras para satisfacción del campesino nacional.

2004: Se lanza el Plan Zamora, destinado a organizar los adjudicatarios y a poner las tierras en producción.

2005: El Comandante anuncia la Guerra contra el Latifundio, En seis meses se fichan 48 latifundios por más de 5.2 millones de has; se inician procedimientos de rescate contra 20 de éstos y se concreta la recuperación de 3 de los más grandes, donde se instalan los primeros Fundos Zamoranos.

2006: El INTI enfatiza esta guerra mediante la aplicación de las Medidas Cautelares previstas en el Art. 85 de la Ley, orientadas a permitir la ocupación previa y la puesta en producción de las tierras recuperadas.

2007 – 2013: Sobre tierras ociosas, se establecen diferentes Unidades Productivas de Propiedad Social (UPS) y se promueven simultáneamente – y financian – las Redes de Productores Libres Asociados, organización que trabajan con el propósito de producir insumos para abaratar costos y alcanzar importantes niveles de producción. Así se genera la socialización de la producción, a través del Sistema de Suministros Socialistas que incluye a las redes MERCAL, PDVAL y Abastos Bicentenarios.

2014: Se desarrolla un importante trabajo con las Comunas Agrarias, a las cuales se dota de más de 20.000 has. De tierras. Paralelamente se establece un convenio con la novedosa y muy original Universidad Campesina de Venezuela Algimiro Gabaldon, lográndose la instalación de más de 250 aulas campesinas en 14 estados y la certificación de más 800 maestros campesinos. Finalmente, se desarrolla un innovador sistema de trabajo denominado “Cayapa por la Tierras”el cual consiste en energizar la estructura operativa del Instituto Nacional de Tierras mediante el abordaje de cada una de las entidades federales por un equipo multidisciplinario integrado por servidores de la Sede Central, Oficinas Regionales de Tierras y Jefaturas de Tierras, el cual convoca al campesino en general para atender sus solicitudes y dar respuestas inmediatas “in situ”, lo que se logra es un importante porcentaje de casos. Los más complicados o conflictivos son tratados por un Directorio Itinerante que se realiza el último día de la “Cayapa” De esta forma, el INTi, continúa su batalla indeclinable contra el latifundio y su determinación a llevar paz y felicidad al campo venezolano consciente de su rol como primer eslabón en la cadena agroproducctiva, hacia la conquista definitiva de la Seguridad y Soberanía alimentaria.

Sobre estas bases, el Gobierno Bolivariano ha decidido dar el salto definitivo hacia la conquista de la Seguridad y la Soberanía Alimentaria, a través de la Gran Misión AgroVenezuela, sustentada en el Poder Popular Campesino.

Inspirado en los ideales de nuestros próceres, el INTI persistirá en sus esfuerzos mientras haya una sola familia campesina sin tierras para trabajar, o un solo latifundio sobre el sagrado suelo patrio